“El Puchero”, una iniciativa que cumple años

Gracias a este proyecto de cocina solidaria, 200 personas reciben a diario una ración de comida en el barrio valenciano de Orriols

 En su segundo aniversario, los responsables de la iniciativa han hecho un llamamiento para que nuevas entidades colaboradoras se sumen al proyecto

Hoy en las instalaciones de El Puchero todos están de celebración. Usuarios y responsables de la puesta en marcha de esta iniciativa solidaria han brindado juntos para festejar los dos años de andadura del proyecto. Y han aprovechado el encuentro para hacer un llamamiento a nuevas entidades que deseen colaborar aportando su ayuda.

Y es que en la actualidad, son 200 los beneficiarios de la ayuda que brinda El Puchero. Aunque, y según fuentes del comedor social, son cada día más las personas que se acercan hasta las instalaciones donde se distribuye la comida -sito en la calle San Juan de la Peña de Valencia- para beneficiarse de servicio.

El Puchero ha querido que el día de hoy fuera un día especial para todas las personas que de lunes a viernes acuden hasta sus instalaciones para recoger un plato caliente de comida. Y por ello, se ha servido hoy viernes un menú especial a base de paella de marisco; se ha brindado con todos los usuarios para celebrar juntos el segundo aniversario del comedor; y se ha invitado a todos los asistentes a plasmar sus inquietudes y deseos a través de la pintura, en un gran mural que durante estos días quedará expuesto en el comedor.

Mucho más que un plato de comida

Cuatro principios guían la ayuda que ofrece a diario El Puchero en el barrio valenciano de Orriols. Una alimentación nutritiva que incluye la oferta de un menú variado con raciones equilibradas, donde nunca falta una pieza de fruta. La conciliación familiar, porque a diferencia de otros comedores sociales El Puchero ofrece comida para llevar, con el fin de favorecer hábitos y rutinas de comida en familia; así como evitar el estigma que puede suponer el acudir a estos centros.

Otro de los conceptos que guía la actuación de este comedor social es el respeto a la diversidad, al pensar en la preparación de menús vegetarianos, sin cerdo o mediterráneos, cubriendo así las necesidades más específicas de todas y cada una de las familias que acuden al centro. Así como la atención social y la formación complementaria, mediante procesos individuales y familiares de inserción social.  

Entidades implicadas

El Puchero es un proyecto de gestión compartida entre la empresa frutícola con sede en Puzol, SanLucar Fruit S.L, y la Asociación La Casa Grande, quien se encarga directamente de la gestión social del proyecto.

La ayuda de El Puchero va destinada a personas en situación y/o riesgo de exclusión social con las que se está realizando una intervención y seguimiento técnico -a través de la Asociación La Casa Grande y mediante algún programa de atención social público o privado- y que cumplan las condiciones socioeconómicas para acceder al servicio.

La iniciativa nace del compromiso personal de Stephan Rötzer, dueño y fundador de la empresa SanLucar Fruit S.L, frente al aumento de la pobreza y los efectos de la crisis en la economía de muchas familias. Un proyecto que cuenta además con la colaboración permanente de las firmas Arapack, Kaiku-SDA, La Fallera, Panificadora Estellés y Pollos Planes; y con el apoyo de Dulcehola, JJL Abogados y Printpark.